Las últimas semanas

Nota de la Autora: Como algunas ya sabéis, nuestra descendencia, el sr. Minimoderno, pendiente de encontrar su propio sobrenombre, nació el viernes pasado. Escribí está entrada unos días antes del parto, para no olvidar estas últimas semanas, en previsión de lo que pudiera ser. Todavía estamos en plena adaptación de horarios y por eso no…

Seguir leyendo

Conociendo a Mi Bebé Orgánico

Por si no lo habíais notado, me encantan las cremas corporales, así que cuando me contactó Mi Bebé Orgánico para probar los productos de su tienda online, en los ojos me salieron 2 corazones en lugar de pupilas. Mi Bebé Orgánico es el proyecto que nace de la necesidad, como lo son las mejores ideas. Su fundadora…

Seguir leyendo

PreMAMÁ hasta en el culo

Cada vez que me bajo los pantalones leo MAMA. Así en mayúsculas. Y voy mucho al baño, las embarazadas vamos mucho al baño. En concreto pone H&M MAMA, porque mis pantalones son de esta marca. Mamá, como si no supiera que llevo en mi una descendencia, vienen las marcas de ropa y en un alarde…

Seguir leyendo

La dulce espera

No os dejéis engañar por esas embarazadas cañón que se muestran felices mientras se acarician la barriga mirando a través de una ventana de la habitación de su futura descendencia. La dulce espera es una patraña, una estafa, un invento para que compremos libros y vestidos premamá. Futuras embarazadas, la dulce espera es aburrida. La dulce…

Seguir leyendo

Conversaciones de ascensor

Acabo de volver a casa, cojo el ascensor y ¡oh, sorpresa! otra vecina entra en portal. Ni corta ni perezosa la vecina, que forma parte de la comunidad Radiopatio de la escalera, en calidad de secretaria, a quien llamaremos de ahora en adelante sra. Macaria, se pone a hablar de mi barriga. Ni como te…

Seguir leyendo

Barriga variable

Mi barriga cambia según quien la mire. Hace unas semanas me reuní con un grupo de amigas, en ese momento me acusaron de ser una embarazada constrictor con una gran barriga. ¡¿Yo?! ¡¿Constrictor?! No, mi pandero panadero y los muslos que se me han puesto lo certifican. No soy una constrictor, quizás sí en mis…

Seguir leyendo