El golpe

Voy a desvelar el misterior de lo que nos ha pasado porque sé que tanta intriga no es sana y os estáis mordiendo las uñas.

Es lo que tenemos los hipsters, que nuestra vida es tan interesante que os atrapa el misterio.

Lo voy a explicar para sacármelo de encima ya y pasar página.

Algunas saben que llevamos unos meses de catastróficas desdichas. Podría añadir que no recuerdo otro tiempo mejor.

Pensaba que el susto final lo había tenido el viernes. Si me seguís por Twitter, habréis visto que me llegó un intento de cargo de 3000$ (sí, $) de Cabify, por suerte no pudieron hacer nada, Mossos d’Esquadra me ha informado de lo que tengo que hacer. Solo os recomiendo que miréis esta noticia y veréis que no soy la primera.

Pero entonces, cuando pensaba que ya estaba todo, que de aquí para arriba. Pasó.

El sábado pasado tuvimos un accidente muy fuerte. Estamos todos bien, un poco magullados, excepto el coche que está hecho fosfatina.

Fue un golpe frontal y por suerte en el coche no iba el Sr. Natural. Pero sí íbamos el Sr. Oh, el Sr. Moderno y yo.

He repetido hasta la saciedad lo que pasó y lo voy a hacer una vez más: Chocamos con el coche de delante, que salió disparado, saltaron nuestros airbags, luego golpeamos contra 2 (o 3) coches más. Todavía no está claro.

Nunca pensé que tendría un choque frontal, ni que me asustaría tanto. Ni me imaginaba la angustia de los días posteriores al accidente. Ni las mil preguntas que tienes en la cabeza. Y no hay que lamentar nada más grave, porque esa situación no la quiero ni plantear.

Las sillas de los herederos son a contra marcha y no puedo estar más contenta dadas las circunstancias. Pero no me voy a volver loca abanderando la causa.

Pero ahora mismo estamos inmersos en una locura de papeles, seguros, médicos, mecánicos y, desgraciadamente, dinero. Porque tome la decisión que tome, supone dinero y más dinero durante años y años. Tomar decisiones, en estas circunstancias, es complicado. Estoy mareada de pensar y repasar.

Si queréis un consejo, por muy mal que vayan las cosas, no recortéis con el seguro ni en seguridad.

_

Icono: Car crash by BomSymbols.

 

6 comentarios Añade el tuyo
  1. le he dado al botón de me gusta porque exteriorizar siempre hace bien. no me enteré lo de cabify! O_O

    lo del accidente es horrible, me acuerdo perfectamente de una vez que mi mamá chocó llevándonos al colegio en una época en que los niños no íbamos en sillitas ^^U

    mucho ánimo y mucha fuerza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *