Pon una Ponny en tu vida

Al Sr. Moderno le gustan los inventos. Y la Ponny es un invento. Y también le gusta cargar el carro de paseo hasta los topes. Lo normal cuando cargas un carrito hasta las trancas, es que vuelque. Y para eso inventaron la Ponny.

También puede ser que desfondes la cesta o que te cargues un colgador, pero eso es lo de menos.

Pon una Ponny en manos del Sr. Moderno

Así que cuando descubrió la Ponny, se le iluminó la mirada y rejuveneció 10 años. Así que la gente de Ponny tuvo a bien cedernos una de sus patas para hacer feliz al niño grande que es el Sr. Moderno.

¿Qué le verá este señor a poner tantas cosas encima cuándo salimos fuera? Siempre parece que vayamos a catapultar a alguna descendencia, con tanto peso. Y claro, cuando el contrapeso, aka descendencia, sale del carro, todo se va a la porra. Para solucionarlo, pon una Ponny en tu vida.

¿Qué es Ponny?

Si os preguntáis que es Ponny, es un inventazo. Nace de una necesidad real de sus creadores. Al comprar una silla de segunda edad se dieron cuenta de que con poner un par de trastos, la silla caía.

“Permite evitar el típico vuelco de la sillita mejorando la estabilidad del cochecito y evitando el deterioro o rotura de los complementos.”

Es compatible con el 98% de los cochecitos de paseo de plegado tipo paraguas. El nuestro es un Peg Pereggo Pliko Mini y para colocarla, la hemos tenido que poner como una antena, sobresale de la silla, pero la podemos plegar sin problema.

Su precio es de 29€ y es un excelente regalo para los padres a los que les gusta usar el carro como un maleta portátil de “por si acaso”.

¿Para quién?

Para todo aquel que cargue los carros de paseo. No importa género y número. En nuestro caso, el feliz beneficiario es el Sr. Moderno, maestro de la sobrecarga y los porsiacasos. Decidme que él no es el único.

Y vosotras ¿ya tenéis regalo para el día del padre?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *