Una cuerdecita

Antes de empezar: en este post se habla de pedos. El Sr. Oh está en esa maravillosa edad en la que puedes acabar dándole la vuelta a cualquier conversación. Es divertido y pone a prueba la imaginación del adulto medio. Hace unas semanas, en casa, una servidora estaba tirándose unes pedetes en el confort y…

Seguir leyendo