Baby blue eyes

¿A que mola el título en inglés? Queda como si tuviera que explicar algo intenso e interesante. Una revisión introspectiva del ser humano.

Pos no.

Vengo a explicaros algo muy simple: El sr. Oh! tienes los ojos azules.

Este dato que, a priori, no tiene más importancia, hace que a las viejas se les caigan las bragas ipso facto cuando ven al sr. Oh al grito de “¡tiene los ojos azules!”. A menudo pienso que si hubiera nacido con los ojos estampados, no tendría tanto éxito. Pero, por lo visto tener los ojos azules te hace, inmediatamente irresistible.

¡Ah! Pero no queda aquí la cosa, si no que además es rubio.

image

Sí, he parido la mezcla nórdica de Ryan Gosling, Chris Evans y Stephen Amell. Pero no sé de que se extraña nadie, ya que el sr. Moderno es el pseudónimo de Alexander Skarsgård. Sí, señoras y señores del público, el sr. Moderno en realidad se tiñe de moreno, se rapa el pelo, se deja barba y camina de rodillas para pasar de su 1,94 m a 1,74 m.

Al parecer es más creible esta explicación que pensar que, en algún rincón de nuestro ADN, quedan restos de una herencia alemana que ambos conocemos.

La reacción más común es que miren al sr. Oh, me miren con cara de “a este niño lo has robado del hospital” y me pregunten si el sr. Moderno es un noruego buenorro, siendo el sr. Skarsgård sueco.

Vamos, que ya sé que no soy Zooey Deschanel, icono buenorra del mundo modernillo, pero por las miradas que me echan de soslayo y no de soslayo, cuando ven los ojos del sr. Oh, me hacen pensar que soy la bruja mala del Este.

No sé en que rincón de nuestra primitiva mente, tener los ojos azules te hace, sin duda, mejor, más listo, más guapo, más alto. Sepan ustedes que los ojos azules son un error genético, a parte de eso, no tienen ninguna otra particularidad. Bueno sí, tienen la particularidad de que la gente se los queda mirando como si fuera la primera vez que ven el color azul. Intentaremos usar ese superpoder en el futuro.

Y a vosotras ¿se os cae la baba con los ojos azules?

17 comentarios Añade el tuyo
  1. Yo los miro con desprecio, jajaja,….algunos podrían decir que es envidia, pero tengo abuelos y familiares con ojos azules, y los creo sobrevalorados.
    También reconozco que el otro día había un niño ya mayor en un carro que me miró desde el otro lado de la calle y en la distancia se veían los ojos azules, y esos si los comente con mi marido (el cual paso de mi, jaja)
    Hay azules muy bonitos, y otros que normales., o se puede hacer como mi padre que farde de sus ojos color “miel”, jajaja.
    SI el que no se consuela es por que no quiere

  2. El color de los ojos de los bebés es uno de los temas preferidos de las viejas del visillo. Estoy hasta las narices de oírles que mi pequeña tiene los ojos grises y de explicarles que hasta al cabo de unos meses, no se define. Ah, y el minimod es rubio tirando a pelirrojo, también se presupone que he de justificarlo siendo los progenitores tan morenos… En fiiiiiiiiiiiiin…….

  3. A mi me pasa igual! Tengo los ojos marrones, mi marido azules, pero quien me ve con el niño y no le conoce a el, me mira raro y se extraña que el niño haya salido con esos ojos. Además, el niño es un calco mío, pero como tiene los ojos como su padre, la gente, parece que es la única característica para asignarle el parecido.

  4. ES que eso de ser rubio con ojos azules parece como si fuera mejor. Niño es rubito, y todo el mundo siempre dice algo relacionado con ser rubio, no sé, se ve que hace más gracia, despierta más ternura o no sabría qué decirte

  5. Es alucinante¡¡ Diego también tiene los ojos azules, y su padre y yo somos morenos morenísimos y con los ojazos negros negros. Pues cuando nació tooodo el barrio me preguntaba que de quien eran los ojos, sinceramente llegó ya un punto que molestaba bastante, así que terminé contestando a todo el mundo que eran del butanero, ahora creo que hay una leyenda urbana sobre mi con el butanero y eso que en mi barrio no hay butano, jejejej
    Fijate como es la cosa que hasta Diego está hasta las narices de que solo hagan referencia a sus ojos y desde que empezó a hablar si alguien le dice ¡ojazos¡ el contesta, no me llamo ojazos yo soy Diego.
    Un besote.

    1. ¡10 puntos para Diego y esa salida! Si es que hay que ser más cortante y, oye, si hay leyenda urbana la próxima vez dí que fue con un nórdico buenorro que conociste una noche de pasión, más que nada por el glamour de la leyenda y tal.

  6. Jajajajajjaaj que gracia leyendote!!! Me has rexordado a mi madre! Yo tengo los ojos azules… Por lo que no me vuelvo loca cuando veo un bebe de ojos azules, para mi es normal…pero si que le paso a ami madre que le preguntaban si realmente yo era su hija! Ojala algun dia este superpoder nos aporte algo mas que viejitas al grito de “que precioso! Tiene los ojos azules!!! Jajajaja

  7. jajajaja, yo siempre he querido tener ojos azules. En mi casa y en mi familia los hay de todos los colores molones: azules, verdes…pero a mi me tocaron marrones (o como me gustaba decir..”cuando les da el sol se ven verdes) Es curioso eso que casi en lo primero que se fija la gente en un bebe es en los ojos!!!!

    pd: me encanta tu nueva portada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico, web y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información consulta nuestra Política de Privacidad (*), donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.