Casa Batlló experiencia inmersiva con niños

La Casa Batlló es uno de los edificios más visitados en Barcelona. Se sitúa en el 43 del Passeig de Gràcia y es una de las obras icónicas de Gaudí. Si vives en Barcelona, es imposible que no hayas pasado por delante un millón de veces y, seguramente, no hayas entrado nunca. Nosotros la visitamos con niños en verano, ¡descúbrela conmigo en este post!

Un poco de historia

La Casa Batlló es un edificio remodelado por Antoni Gaudí. Perteneció a la familia Batlló, de ahí el nombre. Imagínate que es 1903, estás en una Barcelona que se construye bajo el Pla Cerdà, ese que hace que el mapa tenga forma de damero y las manzanas sean octogonales. Gaudí se empieza a codear con las familias burguesas, que se han hecho ricas con la industria textil (ejem) y un padre de familia, Josep Batlló i Casanovas, se compra un edificio entero en pleno Paseo de Gracia, que entonces empieza a ser una calle pudiente.

En ese edificio planea instalar a la familia entera y le encarga la construcción de la viviendas a Gaudí, que se las ingenia para evitar el derrumbe. El edificio original es obra de uno de sus profesores. En su lugar, lleva a cabo una reforma integral de 1904 y 1906, con total libertad creativa.

Después pasan un montón de cosas y nos plantamos en el presente. Actualmente, Casa Batlló es Patrimonio Mundial de la UNESCO, un icono de Barcelona, una parada obligatoria para miles de turistas y yo tengo 2 herederos a los que entretener.

La Manzana de la Discordia

En la misma manzana a un montón de arquitectos modernistas les dio por hacer reformas y competir los unos con los otros. Por eso a ese tramo se le llama Manzana de la Discordia con los edificios adyacentes de la Casa Amatller (Josep Puig i Cadafalch), Casa Lleó Morera (Lluís Domènech i Montaner), Casa Mulleras (Enric Sagnier), Casa Josefina Bonet (Marcel·lià Coquillat).

| Si es la primera vez que aterrizas en el blog te resumo, nosotros somos una familia de 2 adultos y 2 niños (2014 y 2016). Mantenemos una filosofía de viajes slow y tratamos de hacer actividades descubriendo nuestra ciudad siempre que se puede.

La Casa Batlló con ojos de niño y adulto

Tanto si visitas Barcelona como turista como si vives en la ciudad y estás acostumbrada a rodearte de modernismo y edificios que salen en libros de arquitectura, la Casa Batlló es uno de los puntos más sorprendentes que puedes descubrir.

El modernismo es un movimiento literario y artístico que surgió a finales del siglo XIX. En arte, se caracteriza por la experimentación con nuevas técnicas de la representación de la naturaleza de manera emocional. Para los más pequeños la exploración de un edificio como este, puede inspirar a los niños a pensar de manera creativa y a desarrollar su propia voz y estilo.

El arte modernista, con su énfasis en la experimentación y la subjetividad, puede mostrar a los niños que hay múltiples maneras de ver el mundo y de expresarse a través de diferentes técnicas. Obras como la Casa Batlló, apelan a la individualidad y creatividad de los niños, y estos aspectos estimulan la imaginación, desafiándolo para buscar nuevas formas de expresión no convencionales, la experimentación y la exploración.

Visitar la Casa Batlló en familia

Actualmente la Casa Batlló se encuentra abierta al público, ofreciendo visitas guiadas para que los visitantes puedan admirar su arquitectura y decoración. En la visita se pueden llegar a visitar la parte pública como la privada. Gracias a la guía, se explican las características de la vivienda de la época y las innovaciones incorporadas por Gaudí.

Se puede empezar la visita con niños antes de entrar en la casa. La fachada de la casa es muy llamativa, con los motivos orgánicos típicos de la obra de Gaudí. Actualmente, se nota que la Casa Batlló está haciendo un gran ejercicio por atraer el público local, niños y familias.

En fechas señaladas como Navidad y la Mercé proyectan mappings sobre la fachada y es lugar de visita habitual para ver el espectáculo. También en Sant Jordi decoran los balcones con rosas. Quizás no sepas que el tejado de la casa simula ser la piel del dragón.

Existen 3 niveles de entradas

* Precios dependen de la fecha y la disponibilidad, con alta afluencia los precios suben.
Hay 2 x 1 para residentes (en territorio Español) y niños gratis hasta 12 años.
Descuento de 6 € con la tarjeta acreditativa del grado de discapacidad y acompañante gratis.

La visita GOLD

Realizamos la visita a la Casa Batlló en septiembre de 2022. Teniendo en cuenta que con niños y algunos coletazos de Covid, decidimos comprar el billete Gold. Lo que nos permitía cancelar en el último momento si fuera necesario o cambiar la fecha. Otro de los beneficios de la visita GOLD es que tanto niños como adultos tienen una tablet que permite una experiencia de realidad aumentada, los auriculares te permiten escuchar en tu idioma las explicaciones de la arquitectura, a tu ritmo, puedes volver a empezar la explicación si lo necesitas.

Una visita inmersiva en la Casa Batlló es una experiencia única que permite a los niños explorar la casa de manera detallada, descubriendo su diseño a medida que se mueven por sus espacios.

Es ideal porque las explicaciones largas y sesudas aburren a los más pequeños, de esta manera todos pueden explorar a su ritmo.

La visita inmersiva incluye el recorrido guiado por las diferentes habitaciones de la casa, incluyendo el el apartamento privado, donde se pueden ver estancias decoradas y ambientadas como debieron ser en su esplendor. Una de las zonas favoritas de los cuatro fue el patio de luces, con las formas ondulantes de las ventanas, los azulejos azules y el techo de vidrio. Es una zona más fresca en verano y donde los niños pueden descansar en la Casa Batlló.

Sin embargo la visita incluye muchas salas, zonas y plantas.

Nuestras zonas favoritas fueron:

Gaudí Dôme

Nada más entrar, casi antes de ser consciente de que hemos accedido al interior del dragón, pasamos por el Gaudí Dôme. Es la primera sala inmersiva, con más de 1.000 pantallas, ubicada en las antiguas carboneras del edificio, para acercar a los niños y adultos que visitan la Casa Batlló, al imaginario y las inspiraciones de Gaudí.

Living Architecture

Si tuviéramos que elegir la sala favorita sería de la sala donde se proyecta «Living Architecture», una sala blanca donde se proyecta la luz ambiental, con una pantalla de 2 metros al fondo que proyecta en bucle esta animación de la Casa Batlló, que deja a los niños boquiabiertos (y a los adultos también).

Gaudí Cube by Refik Anadol

«La primera experiencia 360º real del mundo. El artista new media Refik Anadol viaja a la mente de Gaudí en una obra pionera», según la web de La Casa Batlló.

Una de las dudas que teníamos era cómo todas las entradas incluían el Gaudí Cube (360º), y es que se encuentra en la salida del recorrido. Es una sala donde se entra por turnos, cierran la puerta y vives la proyección 1 vez. Después se abre una puerta contraria y sales del recinto por unas escaleras decoradas por cadenas, obra del arquitecto japonés Kengo Kuma.

Tablet Realidad Virtual y nuestra experiencia

Definitivamente si vas a visitar la Casa Batlló con niños, coge el ticket Gold, aunque sea el más caro, porque incluye la tablet con realidad aumentada y con ella los niños se entretienen, así de fácil. en tu visita a los puntos más turísticos de Barcelona, no olvides que al final estás haciendo una visita cultural y los niños pueden inspirarse un rato, pero a los 20 minutos no saben qué hacer. Que tengan más puntos en el recorrido, números que apretar en la tablet y una experiencia de realidad aumentada en la pantalla te va a salvar la visita.

A través de la tablet, te dejarás guiar por el relato y el contenido virtual. Disponible en 15 idiomas, incluido el catalán.

Nuestra visita fue a principios de septiembre 2022, hacía calor, mucho. No es que estuviéramos solos en la casa y aunque la arquitectura ayude a mantener un interior fresco, hacía calor. En la azotea estuvimos poco, lo justo para tomar algo fresco y sentarnos. Si vas en meses de calor, recomiendo llevar agua fresca, ropa fresca y no esperar que vayas a hacer aquella foto sin gente, porque hay gente.

Planifica tu viaje y ahorra, vayas donde vayas

Disclamer: Este es un post no patrocinado. Algunos de los enlaces de este artículo pueden ser enlaces de afiliado. Eso significa que si haces click y completas una compra, recibiré una pequeña comisión. No tiene ningún coste para ti, incluso te puedes llevar algún descuento, y me ayudas a mantener viva La Hipstérica – blog. ¡Muchas gracias!

🏕️Descubre otros destinos en el blog.
🤕Siempre con seguro de viaje y un 5% de descuento en IATI siguiendo el enlace.
📲Navega por internet, estés donde estés, con el código LAHIPSTERICA5.
🚢Regístrate en el club Baleària y te llevas un descuento del 10% en la cafetería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es la Persona Responsable de La Hipstérica. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.