Escalada en boulder para niños, para subirse por las paredes

La escalada para niños es una de las actividades que apasiona a los herederos de la casa. Sabemos que los niños siempre tratan de subirse por todo lo que encuentran en su camino, entonces ¿por qué no hacer la práctica de manera oficial? Con la escalada pueden desarrollarse físicas y mentalmente, para su óptimo desarrollo. Es posible tener una mejor psicomotricidad al desenvolverse en el rocódromo, e incluso reconocer valores emocionales que no proporcionan juegos tradicionales.

Cómo es la escalada para niños

Hay deportes especialmente beneficiosos con adaptaciones para niños, como la bicicleta de equilibrio o los patinetes. La escalada poco a poco va haciéndose un hueco en los planes familiares, aunque no hay nada como salir a la montaña, pero si tus planes se quedan en algo más urbano, la escalada en rocódromo urbano es el recurso que necesitas. A parte de ser herramienta de ligoteo en Tinder, la escalada es uno de esos deportes que te ayudan a liberar el estrés de la vida adulta sin tener que salir de la ciudad ni necesitar muchísimo equipamiento.

Me refiero a la escalada en bloque, boulder o bouldering. Donde se escalan bloques o paredes de hasta 8 metros, sin necesidad de cuerda. La escalada para niños no es muy diferente a la escalada que realizan los adultos.

Esta actividad se presenta como un extraordinario juego para los pequeños de casa; hay cada vez más centros de escalada en Barcelona, Sant Cugat y Gavà, todo sin tener que ir demasiado lejos. Pero es común que muchas madres y padres teman los riesgos, como una posible caída para el niño. ¡Está todo pensado! Si nunca has entrado en un roco, el suelo de las zonas de escalada están protegidas por colchonetas de espuma capaces de absorber las caídas. Como medida extra, es recomendable hacer una clase de 1 hora para enseñar los básicos, si es que tú misma no eres ya una experta. Porque el fin es que los niños se diviertan y desarrollen habilidades en el proceso.

7 buenas razones para practicar la escalada

Un miedo recurrente suele involucrar la altura, pero la escalada para niños tiene múltiples beneficios para los pequeños. Al empezar desde cero, acudir a un rocódromos te proporciona todas las comodidades y las medidas de seguridad que protegen también a los adultos.

Vamos a descubrir todos los puntos que como padre y adulta responsable debes conocer, desde los aspectos físicos hasta muchos niveles emocionales más importantes. Conoce los diferentes beneficios:

  • Los niños mejoran su desarrollo psicomotriz. Gracias a esta actividad pueden fortalecer sus músculos, aumentar la agilidad sus reacciones y mejorar la coordinación mano-pie.
  • Representa una de las mejores prácticas para mejorar la coordinación y el equilibrio corporal. Algo esencial e ideal para fortalecer en edad temprana.
  • Desarrollan la agilidad mental y su capacidad para resolver problemas de manera eficaz. Esto se debe a que, gracias a encontrarse en una situación diferente, su cerebro proporciona una rápida respuesta, mientras que se lo toman como un juego y que el reto los impulsa a llegar hasta el final.
  • Trabajan la concentración. Desde el inicio hasta el final de la vía, se concentran en cada obstáculo y reto, algo que les servirá para su vida familiar y escolar.
  • Tiene la oportunidad de descubrirse. El niño en el rocódromo tiene un objetivo: pasarlo bien. Subir una vía que le resulte un reto estimulante, en circuito de velocidad o de obstáculos, le da la oportunidad de encontrar la mejor solución y descubrir sus propias capacidades.
  • Crece su seguridad y nutre su autoestima, algo muy importante para un correcto crecimiento. Esto quiere decir que, mientras más lo intenten y descubran que pueden llegar a su meta, mayor seguridad tendrán para realizar otras actividades individuales o grupales.
  • La escalada siempre debe ser un juego. No lo conviertas en una obligación, los niños tienen la oportunidad de divertirse y aprender en el proceso.

Practicar escalada para niños es una actividad con múltiples beneficios, divertida y llena de valores positivos, sobre todo para el nivel psicológico de los pequeños.

Qué debes saber antes de ir

Los rocódromos son espacios bajo techos altos, amplios y espaciosos. Puedes alquilar todo el material que necesites en el local. No se puede hacer escalada con zapatillas deportivas, tanto si haces escalada en bloque o en cuerda necesitarás pies de gato. No los confundas con los típicos escarpines de rio.

Las paredes tienen presas y volúmenes. Las presas son piezas con diferentes formas, materiales y colores a las que agarrarse y los volúmenes son piezas grandes que sobresalen de las paredes.

Los niveles se indican al principio de cada vía con una tira de cartón o una pieza de plástico atornillada al lado de las presas. Las presas donde están los indicadores son los puntos en los que deben empezar las manos. A partir de ahí las presas de la vía tendrán el mismo color, independientemente del color que indica la dificultad. Por ejemplo, una vía de nivel amarillo con sus presas en fucsia.

Recomendaciones generales

Si te decides a llevar a tus peques de escalada en Barcelona, como en cada vez más ciudades, verás que durante la actividad se llenarán de una gran energía y se diviertirán al máximo, explorando además los beneficios emocionales y habilidades motoras gruesas. No te preocupes, sé que lo que quieres es que se cansen, a medida que baje la adrenalina, el cansancio aparecerá.

Sin embargo, si todavía crees que la escalada para niños implica peligro, debes conocer ciertas características:

La seguridad es importante, tanto para adultos como para niños. Si vas a hacer escalada con cuerda, puedes alquilar en el mismo local el arnés y el casco. Las cuerdas suelen estar instaladas en los muros y pasan revisiones periodicamente.

Portear tiene aquí otro significado. Si ves una persona vigilando la subida de otro, con los brazos extendidos, no está piediendo ayuda al cielo, esa persona ayudará a su compañero si cae. En los rocódromos debes ser vigilar por donde pasas; solo hace falta andar con un poco de ojo, si alguien está subiendo una vía, no pases por debajo, puede caer sin preaviso y os haríais daño los dos.

Se suele recomendar la escalada para niños a partir de los 4 años. Algo muy positivo para su desarrollo físico; si te animas a hacerlo con ellos, también para ti.

Algunos rocódromos dan extraescolares para niños, por lo que suelen tener preparadas varias paredes para niños con diferentes dificultades. Estas paredes suelen ser más bajitas, cuentan con más cantidad de presas, de los niveles más fáciles, con menor distancia entre ellas.

Cuando superan estas zonas o les queden pequeñas, pueden pasar a las paredes de más nivel. Siempre con precaución, no van a subir a paredes que no sean de su nivel; simplemente, las primeras presas indican la dificultad, si el primer agarre les resulta fácil, están frente a una vía de su nivel. Si son difíciles desistirán; por el contrario si lo consiguen, podrán subir y verán superado el reto.

Nuestra experiencia con niños en la escalda

En casa la escalda no era algo nuevo. Hace unos años acompañé a un amigo a un rocódromo y la sensación de superación me enganchó. Cuando el Sr. Oh cumplió 4 años le propuse acompañarme, poco después el Sr. Natural se quiso apuntar, pero todavía era pequeño para poder alcanzar bien las presas por su cuenta.

Desde entonces hasta ahora la escalada en familia se ha repetido periódicamente y hemos ido viendo la evolución de ambos niños; el Sr. Oh con 6 años ha subido vías dignas de cualquier adulto y el Sr. Natural ha pasado de necesitar un refuerzo moral en las vías de niños a querer irse por libre. También hemos visto cómo los rocódromos han pasado de tener alguna pared para niños a zonas completamente pensada para ellos.

Centros de escalada recomendados

Si quieres unas cuantas recomendaciones, estos son 3 de los rocódromos urbanos en Barcelona, Gavà y Sant Cugat que hemos visitado.

Sharma Climbing Barcelona

Dónde:
c/ del Marroc 206, 08019 Barcelona

Precio niños: 6 €

https://www.sharmaclimbing.com/es/espana/barcelona-poble-nou/kids/

Kimera Climbing Bcn-Gavà

Dónde:
c/ Barcelona 1E,
Gavà 08850

Precio niños: 10 €

https://www.flashh.es/ca/kids

FLASHH Barcelona

Dónde:
c/ Vic 12, 08173 Sant Cugat

Precio niños: 8,50 €

https://www.flashh.es/ca/primera-vegada

Esta información es orientativa, recogida de las respectivas webs y puede haber modificado para la fecha en la que visites cada centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es la Persona Responsable de La Hipstérica. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.