Granja d’Aventura Park en tiempos de Covid-19

Si algo nos ha dejado claro el confinamiento es que necesitamos salir de casa y respirar naturaleza en espacios abiertos. Por eso, cuando Granja d’Aventura Park anunció la reapertura, sacamos la agenda y sincronizamos los relojes para pasar un día en su parque. No teníamos duda de que las medidas de seguridad que tomarían serían adecuadas y acertamos.

En la entrada, respeta las distancias.

Granja d’Aventura Park es un parque de ocio educativo para pequeñas descendencias y progenitores a 25 km de Barcelona. Es un espacio donde aprender, experimentar y divertirse al aire libre.

Un día bestial

Hicimos la visita un domingo por la tarde, ideal para cerrar el fin de semana. La entrada incluye todas las actividades y todas han sido adaptadas para mantener las distancias de seguridad y las medidas higiénicas. Las entradas se pueden comprar de forma anticipada, cosa que asegura la limitación del aforo o en las taquillas al llegar.

Nos dieron un mapa que es uno de los tesoros más preciados del Sr. Natural y todavía lo conserva.

La entrada para personas de 13 a 64 años cuesta 12,90 €; de 3 a 12 años y más de 65, 10,90 €; descendencias de 1 y 2 años, 2,90 €. Menores de 1 año, gratuita. Siempre pensando en dar la mejor experiencia, durante los meses de más calor abren de jueves a domingo de 16:30 a 22:00 h.

Ante todo, medidas de seguridad

El parque cuenta con animales en zonas delimitadas y actividades ideales para sacar toda la adrenalina. Antes de llegar a las taquillas/entrada, al acceder al parque, antes de cada actividad y área de descanso hay un dispensador de gel hidroalcohólico.

Para asegurar que no hay aglomeraciones han reducido el acceso de forma voluntaria al 50%.

Los conejos, de momento, se libran de llevar mascarilla.

Todo el personal lleva siempre mascarilla. Y no puedo contar cuántas veces los vi desinfectando todo tipo de superfícies. Y en las zonas de restauración, han sustituido la carta física por códigos QR.

Todos los visitantes llevamos siempre la mascarilla puesta (nada de ponerla por debajo de la nariz, que os veo), excepto los menores de 6 años. A las actividades se accede por grupos de convivencia (o amigos que han ido juntos), el monitor de cada sección da el acceso cuando el anterior grupo ha salido.

En la zona de circuitos entre los árboles, la favorita de los mini-modernos –porque acaba en una tirolina–, acceden los niños; los adultos no hacen el recorrido, aunque pueden acompañar por fuera, lo que ya de por sí, asegura que no haya acumulación.

Al tener un aforo limitado al 50% no vas a encontrar grandes grupos haciendo cola en ningún sitio.

Otro punto destacables es que han retirado los juguetes y elementos varios y recuerdan a las familias que es conveniente no compartir juguetes entre familias (ese deporte de riesgo en cualquier parque).

Hola cuy, en Perú me comí a un primo tuyo.

Por último, en la exhibición y “toca-toca”, han delimitado los espacios con flechas rojas, a cada familia le toca el espacio de una flecha; hay suficiente espacio entre grupos para mantener las distancias.

Las actividades

Bueno, bueno, bueno. Si necesitábamos movernos, en el parque lo dimos todo. Aunque las actividades están pensadas para un público infantil, las pueden hacer los adultos. De hecho, os recomiendo encarecidamente que las hagáis porque pasaréis un rato genial.

Estas fueron nuestras actividades favoritas y así estaban adaptadas:

El circuito “tronc a tronc”

Es un área de juegos de psicomotricidad y equilibrio. Pues no es que yo viera niños chupando los troncos, en todo caso, se trata de mantener a los niños bajo supervisión.

Los circuitos “entre arbres”

A la entrada, un monitor controla el acceso, los niños de 1 a 4 años van al circuit blau (circuito azul) y los de 4 a 12 años al circuito vermell (circuito rojo). Como he dicho, al no haber aglomeraciones en los circuitos se puede realizar tranquilamente, puedes seguir desde fuera a los niños dentro del circuito. Los mayores de 6 años llevan la mascarillas durante el recorrido.

“Tirolines”

Lo que nos gustan las tirolinas en esta casa no es ni medio normal. En las tirolinas los monitores controlan más que nada el acceso, porque no pueden controlar nuestras energías desbocadas.

“Lianes”

Las lianas os las recomiendo si os gustan los ejercicios de fuerza, el monitor controla en todo momento el acceso, pide que se haga por grupos de convivencia y los siguientes grupos esperan a la entrada, cuando un grupo sale, el siguiente puede bajar.

Al Sr. Oh y a mi nos encantaron las lianas.

“Toca-toca”

El Sr. Oh entró gritando que había toca-toca. Nosotros le explicamos que podría no estar abierto. Pero sí lo estaba, bajo ciertas medidas, se puede acceder a la granja. En las zonas de los animales con la supervisión de un monitor y en un momento marcado de la tarde fuimos a dar de comer a las gallinas. En grupos reducidos.

Las gallinas, muy majas, me picotearon los molletes de las manos.

El toca-toca “d’animals d’arreu del món” (animales al rededor del mundo) se realiza en el auditorio, este es semicircular y se dividen las familias por zonas con una flecha roja, entre ellas se mantienen los metros de distancia y todos los participantes mantienen las mascarillas puestas en todo momento. La monitora selecciona y pasa por los grupos enseñando de cerca los animales y solo se les toca con 2 dedos, entendiendo que por respeto a ellos, los 2 dedos es algo previo al confinamiento. Se hablan de curiosidades y características de los animales, tiene una función completamente didáctica con el añadido de que yo no había tocado nunca una serpiente. Y como cabe pensar, se trata de no chuparse las manos después de tocar a cualquier animal, haya o no COVID.

La flecha roja, al fondo, indicaría dónde se puede sentar otro grupo.

Personal

Hay que tener un carácter muy especial para soportar a las familias domingueando, a niños desbocados y a nosotros, llevando la mascarilla, los guantes y desinfectando cada 3 minutos. Un aplauso para ellos, por favor.

Conclusiones

Si tenemos oportunidad, repetiremos. Ahí lo dejo. Un espacio genial para pasar el día, para estar al aire libre y disfrutar de todas las actividades.

¡Ni te lo pienses! Si quieres desconexión y pasar un día al aire libre con actividades, ya sabes dónde ir.

Nuestra visita a Granja d’Aventura Park es fruto de una colaboración. Las opiniones de este post son exclusivamente de La Hipstérica.

Un comentario Añade el tuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Serena Vacas. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.