Itinerario y consejos básicos para ir a Japón | Días en Japón

En 2011 abrí un blog sobre de la experiencia de viajar a Japón, lo llamé Días en Japón. El primer post empezaba con: «Después de mucho desearlo por fin voy a visitar Japón. No estaba segura si abrir un blog para comentar la experiencia, pero aquí estoy, con un nuevo espacio para compartir la experiencia«.

Japón siempre ha sido un destino entre lo exótico y lo cultural. Lleva de moda desde que los impresionistas se obsesionaron con los grabados de la escuela Okiyo-e y, en especial, Hokusai. Desde 1860 la influencia en Japón en Europa ha sido lenta pero constante. Hasta que, en 1990, un montón de niños-futuros millenials nos sentamos delante de la TV y comenzamos a consumir anime sin saber ni siquiera lo que estábamos viendo. Ahí nació esa oleada de japonismo que sigue hasta nuestros días.

En Días en Japón, decía que no esperaba dar un nuevo enfoque sobre el país nipón. Ahora, que reescribo esos artículos, mientras los miro con ternurica, quiero acercarte toda la información que necesitas, mientras esté a mi alcance, y proponerte la misma ruta que hice yo. Esa ruta que se salió de la norma, porque sí, amiguita, volé a Japón el 11 de marzo de 2011 y aterricé horas después de aquel tsunami que se llamó el Gran Terremoto de Japón Oriental.

| Si es la primera vez que aterrizas en el blog te resumo: Soy Serena, fundadora de La Hipstérica, escribo sobre viajes en familia, normalmente usando nuestro coche. Pero en 2011 todavía no tenía hijos y viajé a Japón sola. Los que me conocen saben que me gusta la cultura y la gastronomía japonesa y que este viaje era uno de mis sueños.

Japón para mujeres que viajan solas

Viajé a Japón sola, al llegar allí me encontré con mi amiga, la Sra. M, y construimos nuestra ruta a medida que avanzaban las noticias. Japón es conocido por su seguridad en las calles, el índice de delincuencia es bastante bajo y los niños van solos al cole desde muy pequeñitos. Esta sensación puede hacernos creer que no puede pasar nada, pero no hay que olvidar que estamos en otro país donde las leyes son diferentes, también hay malas personas y el idioma en momento de crisis es una barrera.

Viajar sola a Japón es una gran idea y un buen destino si estás decidida. Existen hoteles, vagones de metro y trenes de cercanías solo para mujeres. Nadie te va a juzgar por viajar sola y usar estos recursos.

Es importante que aprendas a reconocer los Koban, unas pequeñas estafetas de policía que se suelen encontrar en la planta calle de los edificios. Estos policías se encargan de los delitos menores, objetos perdidos y pueden atenderte en un momento de crisis. Otra cosa que podrías hacer es conocer donde se ubica la embajada de tu país; por ejemplo, la embajada española se ubica en Tokio y tendrás que ir hasta allí ante cualquier dificultad.

Seguro de Salud en Japón

La sanidad en Japón es privada y obligatoria. Para viajar a Japón lo que es mejor que revises tus opciones antes de ir. Si cuentas con un seguro privado consulta sus condiciones para viajar al extrangero. En cualquier caso, te recomiendo que vayas con un seguro de viaje que cubra de salud y otros incidentes, como retrasos, cancelaciones y perdidas de equipaje.

iati descuento esrella

Cuenta con la mejor cobertura en tu viaje a Japón


Cómo llegar a Japón

Por aire

Lo más fácil para viajar a Japón es por avión. La mayoría de vuelos internacionales llegan a Haneda y Narita, en Tokio, en la región de Kanto, en la costa del Pacífico. También existe el Aeropuerto Internacional de Kansai, en Osaka, en la región de Kansai.

En mi caso, el viaje fue Barcelona – Kansai (Osaka), con escalas en Charles de Gaulle (París) y Haneda (Tokio). De ahí una lanzadera (mini van) a Kyoto. El precio de billete fue de unos 300 € ida y vuelta (precio de 2011), con unos 2 meses y medio de antelación, en la Japan AirLines; el coste de la lanzadera fue 20 € ida (en 2011).

Ahora mismo hay muchas más compañías aéreas que, en condiciones de normalidad, te pueden llevar hasta Japón y solo puedo hablar de mi experiencia en la JAL. Sobre la comodidad del avión y la comida del vuelo lo recuerdo bien; aunque cuando compré los billetes seleccioné asientos pensando en ganar espacio para las piernas, en cambio al embarcar me cambiaron todos los asientos.

| Tip: Pinchar los palillos en el arroz no se hace en Japón. Es de mala educación.

Por mar

Existe también la opción de cruzar en ferry desde Korea del Sur. Es una opción que no he probado pero que usan a menudo mochileros que hacen el viaje Corea – Japón en 6 horas. El más popular sale de Busan y llega a Fukuoka, en el Mar del Japón.

El terremoto de 2011

Un poco de contexto: Cuando salí de Barcelona todavía no se sabía nada del terremoto. La noticia explotó mientras llegaba al CDG (París). Aterricé a un aeropuerto con imágenes de pueblos enteros convertidos en serrín, en pantallas gigantes, con el titular «Japan destroyed». La mayoría de occidentales de mi vuelo decidieron en ese punto cancelar o cambiar el destino del viaje. Mi móvil ardía en SMS y llamadas (no existía Whastapp en 2011). Decidí continuar con el viaje y el vuelo solo se retrasó un par de horas. Mientras volábamos las noticias eran escasas, no sabíamos si podríamos aterrizar en Haneda o tendríamos que desviarnos a otro aeropuerto del país. A mi si me dejaban en Kansai ya me iba bien, porque me ahorraba un enlace, pero a menos de 2 horas de aterrizar, nos confirmaron que sí aterrizaríamos en Haneda.

El truco del Japan Rail Pass

La mayoría de las personas que deciden viajar a Japón creen que van a necesitar el JRP como el aire que respiran. Aunque pensar en un bono que te deje usar tantos trenes como quieras es muy jugoso, no siempre es necesario ni imprescindible.

| Tip: Planifica bien tu itineario y cuando sepas el número de traslados y desplazamientos que vas a realizar, decide si vale la pena o no.

El JRP incluye los trenes Shinkansen. Aunque se ha traducido como «trenes bala», las líneas Shinkansen se dividen en trenes rápidos, trenes semi-rápidos y trenes locales.


La linea de trenes y ferrocarriles en Japón es privada y de diferentes empresas, lo que significa que no todos los trenes y metros se incluyen en el JRP. Por ejemplo, para ir de Kyoto a Nara, puedes escoger ir con el tren incluido en el JRP, pero es un tren local que realiza todas sus paradas, o puedes escoger un tren directo de otra compañía.

lahipster billete JR JRP
Billete de JR sacado en Lawson

Itinerario clásico

Antes de viajar a Japón, la ruta que teníamos pensada empezaba en Kyoto, donde residía mi amiga. La idea era empezar explorando la provincia de Kansai con Kyoto, Nara, Osaka. Pasar por Kanazawa y terminar en Tokio, para después volver a Osaka, desde donde salía mi vuelo.

Propuesta 12 días, 11 noches

Si vas a estar más días, puedes añadir puntos cercanos a Tokio, como Disneyland, Kamakura o Nikko. Si vas a estar menos de 12 días, elimina días de Tokio.

  1. Día – Llegada a Tokio, traslado hasta Kyoto
  2. Día – Kyoto
  3. Día – Fushimi Inari-Taisha y Kyoto
  4. Día – Osaka
  5. Día – Nara
  6. Día – Kanazawa
  7. Día – Shirakawa
  8. Día – Tokio
  9. Día – Monte Fuji
  10. Día – Tokio
  11. Día – Tokio
  12. Día – Vuelta desde Tokio

Itinerario alternativo – Una ruta que no pasa por Tokio

Como durante mi viaje tuvimos que improvisar y cambiar el itinerario sobre la marcha, esta ruta no pasa por Tokio ni ninguna otra ciudad de la costa del Pacífico. Es un intinerario en el que usamos Kyoto como base, que descubre zonas de Japón a las que normalmente no van occidentales y por lo tanto, aunque masificadas por el turismo interior, te permite descubrir un Japón más rural. Mi viaje empieza y acaba en Kyoto, pero tú podrías alterar los puntos dependiendo de tus llegadas y salidas.

  1. Día – Llegada a Tokio, traslados. Morir, después salir por Kyoto para cenar. Morir otra vez.
  2. Día – Kyoto. Parque Imperial y Kinkaku-ji.
  3. Día – Nara.
  4. Día – Kyoto. Fushimi Inari-Taisha y distrito de Gion.
  5. Día – Kyoto. Ginkaku-ji, Palacio Imperial de Kyoto y distrito de Pontocho.
  6. Día – Osaka. Acuario de Osaka, comer auténticos okonomiyakis, barrio de Dotombori y Castillo de Osaka.
  7. Día – Traslado a Kanazawa. Distrito de Nagamachi y parque del castillo de Kanazawa.
  8. Día – Shirakawa-go
  9. Día – Vuelta a Kyoto. Nishiki (el mercado de Kyoto) y tarde freestyle. Traslado a Matsue.
  10. Día – Izumo. Izumo Taisha, Gakuen-ji y Kaguraden.
  11. Día – Matsue. Matsue-ji y, curiosidades como la casa de Lafcadio Hearn.
  12. Día – Vuelta a Kyoto. Día libre. Preparativos para volver.
  13. Día – Levantarse a las 4 AM. Regreso.

Visado y permisos de entrada a Japón

Desde que fui a Japón en 2011 han cambiado mucho los visados y, de paso, hemos vivido una pandemia. No sé si te suena. Los requisitos de entrada cambian periódicamente y lo que han dejado claro en los últimos meses es que la entrada de turistas al volumen que tenían en 2019 les hace bola.

Para pasaportes españoles, para periodos inferiores a 3 meses no es necesario tramitar ningún visado complementario al pasaporte, siempre vigente.

A partir del 11 de octubre de 2022 los requisitos de entrada son:

  • Pasaporte vigente.
  • Billete de salida (si viajas con pasaporte como turista, para visados de estudiante/trabajo hay otros requisitos).
  • Certificado de vacunación con la pauta completa contra Coronavirus y la dosis de refuerzo (que yo ya me he pedido sin son 3 o 5). Si no tienes las vacunas, estás vacunada de forma incompleta o sin refuerzo, tendrás que hacerte una PCR dentro de las 72 horas previas a la salida del primer vuelo hacia Japón.

Revisa toda la información en fuentes oficiales, esta información puede no estar actualizada.

Viaja a Japón con datos ilimitados, sin generar plásticos gracias a la eSim y llévate un 5% de descuento con el código LAHIPSTERICA5


| Nota de la autora: Este post está basado en mis antiguos artículos en Días en Japón. Un blog que recordé al actualizar mi bio. Todas las fotos son mías y están bajo licencia ©. Si aún así decides usarlas, como mínimo mencióname como autora. La información puede estar desactualizada, es responsabilidad del lector documentarse correctamente antes de viajar a Japón.

Disclamer: Este es un post no patrocinado. Algunos de los enlaces de este artículo pueden ser enlaces de afiliado. Eso significa que si haces click y completas una compra, recibiré una pequeña comisión. No tiene ningún coste para ti, incluso te puedes llevar algún descuento, y me ayudas a mantener viva La Hipstérica – blog. ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es la Persona Responsable de La Hipstérica. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.