Huerto urbano con niños intensos

En casa, hemos cuidado con los años nuestra terraza con plantas. Llevamos un par de años empeñados en que sea un espacio tranquilo para niños y adultos, sin salir de casa. Así, que la idea de montar un huerto urbano, en proporción a nuestras capacidades, ya había sobrevolado la conversación. La mesa de cultivo que nos…

Seguir leyendo

Etoilez-moi: Regalar las estrellas

Hoy es un día especial. En Villa Hipster, el Sr. Moderno y yo, cumplimos 18 añitos de tiernos tortolitos. Bueno de tiernos nada, de maduritos. Las cosas como son, en los últimos 3 años, celebrarlo lo hemos podido celebrar poquito. Y este año quería hacerle un regalo especial. Para retormar buenas constumbres. Fue el momento…

Seguir leyendo

Las reformas no son sexis

Ha llegado el verano. Esto es así. Con la llegada, más o menos, progresiva del calor y más horas de luz, llegan las ganas de emprender nuevos proyectos. Mayormente, en el hogar. Lo más habitual es, que cual ositas en invernación – uso el diminutivo que es más cuqui – poco a poco entre la luz…

Seguir leyendo

La baba a 16 metros de altura

Lo bebés babean. No os descubro nada nuevo. Es un hecho contrastado empíricamente. Hay libros que hablan sobre la baba. La baba se genera y tiene dos vías de salida: hacia dentro, pasa a ser llamada saliva; hacia fuera, pasa a ser denominada babote. Tiene diversas causas como la generación de la expectativa de ingerir…

Seguir leyendo

Calza este verano con Pisamonas

La primavera ha sido extraña. Y ha salido poco el sol. A nosotros se nos ha juntado con una temporada algo espesa, por eso, cuando las cosas empezaron a encajar y funcionar de nuevo, se nos despertaron unas ganas de verano y sol es-pec-ta-cu-la-res. Y eso que somos bichos invernales. Así, desempolvamos ropa de primavera-verano y nos lanzamos a…

Seguir leyendo

Nuestra biblioteca crece con “¡Vaya cara!”

A todos nos gusta hacer muecas y gesticular exageradamente con los bebés. Tienen ese algo para que se nos olvide la vergüenza. Si nos ven, desde fuera, que alguien exclame ¡Vaya cara!”. El libro “¡Vaya cara!” Seguramente, seáis de las que no pueden entrar en una librería sin coger algo para vuestros descendientes. Y si además sois de…

Seguir leyendo