Trucos para consumir agua más sostenible en familia

Hoy en día, sabemos que quien no recicla, es porque no quiere. Es fácil separar; botellas de vidrio al verde y de plástico al amarillo, incluso podemos separar los tapones. Las botellas de agua están siendo uno de los principales objetivos del reciclaje doméstico, pero ¿podemos reducir las botellas de agua en familia?

Reducir resíduos en casa.

Hace años que el reciclaje forma parte de nuestros hábitos dentro de casa y fuera. Esto es fácil, solo tienes que adoptar la costumbre de separar lo que gastamos. Soluciones hay muchas: unos cubos en casa para cada tipo de residuo, un contenedor con pequeños departamentos, incluso bolsas que puedas bajar fácilmente cada vez que sales a la calle.

El Sr. Oh y el Sr. Natural saben que las cosas no se tiran de cualquier manera, así, hala, a lo loco. Los niños conocen los diferentes contenedores que hay en la calle y que algunas cosas se pueden reutilizar varias veces antes de descartarlas definitivamete. Tema a parte, es que las cosas mueran precipitadamente porque, ya sabes, las destrozan con sus poderosas manitas.

Un ejercicio genial que podéis hacer para comprender el volumen de basura que tiramos y generamos es el que hizo Remorada, durante un año pesaron su basura y estas son los datos que extrajeron.

Original de ©Remorada.

Zero waste o residuo cero.

Hace años me encontré de cara con el concepto del residuo cero o zero waste: llevar una vida completamente libre de residuos.

¿Es posible? Lo es. Pero exige de nosotros una organización superior. Tienes que pensar qué vas a comprar, si vas a comprar fruta llevar las bolsas de granel, llevar una bolsa de tela si vas por 4 cosas o un carro de la compra para la compra de la semana.

¿Es posible con niños? Sí, sobretodo si la escuela se define como escuela verde. Una escuela verde es un centro que trata de reducir los residuos no reutilizables al mínimo. Siempre habrá el padre o la madre que pasa de todo, pero en común se trabaja en la conscienciación de todas las familias del colegio.


Tips para reducir botellas de agua con niños.

Cuando vives con niños es habitual acabar comprando una botella de agua porque tienen sed y no pueden esperar, porque pesan poco y se las pueden llevar de excursión, incluso porque son cómodas para tener por casa mientras juegan. Y, sin darte ni cuenta, estás tirando un montón de botellas PET a la basura. Y, ¿qué es el PET? Es una abreviatura para denominar el poliéster.

Pero esto se puede evitar, repensado la forma cómo llevamos y bebemos agua, dentro y fuera de casa; sustituyendo el consumo de agua embotellada por botellas reutilizables fabricadas en polipropileno (libres de Bisfenol A) y sistemas domésticos de filtrado de agua.

Botellas reutilizables.

Primero de todo, lo que debes saber: las botellas de agua PET no se rellenan. Si me apuras, no se tendrían ni que vender como se hace. Todos necesitamos una botella de agua en algún momento de urgencia, pero se usan como primer recurso y eso genera muchísimos residuos innecesarios.

Las botellas de plástico PET son un grave problema medioambiental, imagínate la cantidad de botellas que se producen y desechan en un día. Pero además, estas botellas de plástico deberían llegar hasta la tienda o el restaurante sin romper la cadena de temperatura, pero permíteme dudarlo.

Estas botellas se empiezan a degradar a los 70º C y no deberían alcanzar altas temperaturas ni permanecer al aire libre durante el almacenamiento. Y cuando se degradan, lo hacen tanto por dentro como por fuera. Adivina quién está bebiendo partículas de plástico.

Puedes hacerte con una botella de acero inoxidable, de vidrio o incluso de plástico polipropileno como estas botellas, ideales para niños y adultos. Haz click en las imágenes de las botellas para ver más.

Nosotros usamos una botellas de plástico de Squeezy (no promo), son ideales para los niños porque son ligeras, fáciles de llevar en la mochila cuando salimos de excursión y, también, un par de botellas de acero, una de ellas es la de Tutete, que es una fantástica idea para ayudar en la autonomía de los más pequeños.

Menos agua embotellada en casa.

Nosotros no bebemos agua mineral en botella ni en garrafa en casa. Hace años caímos en el sistema de filtros tipo Brita; luego valoramos la osmosis para mejorar el sabor del agua del grifo. Como a todo el mundo, nos habían ofrecido la instalación en casa con el mantenimiento, pero el tipo de venta nos generó muy poca confianza. También descubrimos que estos sistemas los venden en grandes almacenes de bricolaje y que te lo podías instalar tu mismo (por mucho menos dinero).

Investigando, acabé descubriendo el Binchotán. También se conoce como carbón vegetal, es un carbón activado en forma de rama, porque proviene de madera. Se tiene que hervir antes del primer uso y cada 4 semanas. A los niños les despierta curiosidad ver unas ramas en el agua y de ahí llegan muchas preguntas interesantes sobre el consumo de agua. Y lo mejor, es que cuando se acaba su vida útil (3 ciclos), lo puedes usar como abono para tus plantas. Lo pueden enterrar en la tierra los niños, con esto les hacemos partícipes de todo el ciclo del binchotan, del agua y de la sostenibilidad.

Nosotros lo compramos en Rebellum, porque garantizan su origen sostenible. Como se ha puesto muy de moda, también lo puedes encontrar en Amazon, pero vale la pena verificar el origen como lo hacen las chicas de Rebellum.

La letra pequeña del agua binchotada es que, al perder el cloro y otras sustancias, no puedes tenerla almacenada más de 3 días.

Agua en los restaurantes.

Últimamente, en Barcelona, estamos viendo cada vez más sistemas de agua filtrada por osmosis en restaurantes. En algunos locles, como en Sopa o en Pokerrito, el agua con el filtro de osmosis está incluida en el precio del plato o el menú. Allí puedes rellenar tu botella de vidrio tantas veces como quieras. Re-fill infinito sostenible.

En otros restaurantes, te cobran la botella de 1 litro osmotizada y fresca, pero a un precio muy razonable.

La sensación y el gusto son muy parecidas al que deja el agua con binchotán, la libera del sabor a cloro y químicos en general. Lo único que no puedes conseguir con este tipo de procesamientos, es controlar el nivel de sodio y otros minerales, como si puedes cuando compras una botella de agua mineral baja o rica en sodio.

Agua con bebés y niños.

Es muy probable que, cuando has comenzado a dar agua a tu bebé, sea para la leche de fórmula con el biberón o a partir de introducir la alimentación complementaria, te hayan aconsejado darle agua embotella baja en sodio.

Lo cierto, es que tu cuerpo necesita beber agua de la zona en la que vives y tu flora intestinal se fabrica en base a ello. Así que, por lo general, siempre será mejor beber agua de tu zona y no aguas minerales en botella.

Para los niños, igual que para los bebés, lo mejor es el agua de la zona en la que viven y, por lo tanto, evitar darles agua del grifo, siempre que no haya causas mayores, no está ayudando a su desarrollo gástrico ni a una mejor alimentación.

Pinea esto para leerlo más tarde:

Me encantaría saber tu opinión sobre el consumo de agua mineral embotellada. Déjamelo en los comentarios, prometo contestar ;).

3 comentarios Añade el tuyo
  1. Nosotros aún dependemos de las botellas de agua, la del grifo suele tener un gusto a cloro muy fuerte en esta zona :/

    En mi casa de Lima tienen un sistema de filtrado con piedras que funciona… y además se ve bonito x)

  2. El zero waste lo veo tan complicado…alucino con la cantidad de plástico que se genera con la compra semanal. Me ha llamado la atención lo que comentas de los restaurantes de Bcn, que muchos no ofrezcan agua embotellada…espero que no haya intoxicaciones, porque la del grifo no siempre viene bien, saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Serena Vacas. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios.. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.