El tiro por la culata

Cuando el sr. Moderno y yo comenzamos a plantearnos la idea de tener hijos, una de las primeras cosas que decidimos fue mantener el sexo en secreto durante el embarazo. En parte para tener algo que solo supiéramos nosotros. Y un poco también por el simple placer de putear. Cuando llegó el embarazo, me convertí en una abanderada de…

Seguir leyendo