La búsqueda de los Tamarros | Andorra con niños

Quiero empezar este post diciendo que Andorra es un país, esto lo sabemos. Y es un destino a 2 horas y media de Barcelona, que no tiene la fama de destino familiar que está trabajando por merecer. Una de las acciones que han iniciado para ganar esa categoría es “Troba els Tamarros” y nosotros los hemos encontrado todos.

Los Tamarros son guardianes de cada una de las parroquias de Andorra, en total 7. Las parroquias son las regiones administrativas: Canillo, Encamp, Ordino, la Massana, Sant Julià de Lòria, Escaldes-Engordany y Andorra la Vella. Su misión es proteger los bosques y la naturaleza del país frente a la malvada Basura.

En la página oficial de VisitAndorra se encuentra la ubicación exacta de cada uno de ellos y hay un QR en la guía que lleva directamente a la descarga de un PDF con las localizaciones. Durante toda la búsqueda, es innevitable cruzarse con bastantes familias y con todas con las que hablamos surgieron comentarios sobre la dificultad de la ruta; bajo nuestro punto de vista todos los Tamarros son FÁCILES siempre que seas una persona activa y sin ninguna barrera funcional. Aquí voy a evaluar cada una de las localizaciones desde el punto de vista de accesibilidad, paisaje y distancia desde el aparcamiento.

Una semana en Andorra

Nuestros veranos suelen ser una sucesión de casualidades. Y el azar fue el que hizo que acabáramos pasando una semana en la Vall d’Aran y después nos invitaran a pasar 5 días en Andorra.

Nos apetecía naturaleza y explorar sin prisas. Nuestro plan era ir diseñando la ruta a medida que avanzara el día; sin embargo, cuando llegamos, nuestros anfitriones nos esperaban con el reto de “Troba el Tamarro” (Encuentra el Tamarro) y no conocíamos la envergadura de la aventura que teníamos por delante. Y que encajaría perfectamente con un plan de 5 días (o menos).

A la caza del Tamarro

La propuesta de Andorra Turisme es la de encontrar, en cada una de las parroquias, el portal mágico que sirve a estos seres para cruzar de su dimensión a la nuestra y poner una pequeña piedra para darle la energía necesaria para que el portal siga funcionando y los Tamarros puedan venir a ayudarnos. Después de vivirlo en primera persona, mi conclusión es que los niños enloquecen frente al reto y encontrar el último es una auténtica sensación de triunfo a todo el grupo.

En origen, el Tamarro es una bestia imaginaria difundida en las leyendas y fábulas del Pallars, comarcas cercanas, Andorra y Occitania.

Fuente: Wikipedia

Para cumplir esta misión, solo hay que ir al punto de información turística; allí proporcionarán a los pequeños una guía-cómic que en cada portal hay que marcar. Si conseguimos encontrar los 7, de vuelta al punto de información turística, nos darán un pequeño premio para cada uno de los niños.

Nuestra ruta en coche

Aunque teníamos 5 días en Andorra, encontramos todos los Tamarros en 3 días (no consecutivos), haciendo la ruta en coche. Es posible que se puedan conseguir llegar a todos en transporte público, en cuyo caso creo que harían falta más días, pero no disponemos de información sobre esa experiencia.

La ubicación se encuentra señalizada desde la carretera con unos carteles marrones con el texto “Troba el Tamarro”. Tienes que buscar el cartel para verlo, sin embargo desde que inauguraron estas rutas hay un flujo constante de familias con niños, solo tienes buscar familias para saber si estás en el sitio correcto o no.

Está pensado para descubrirlos en cualquier orden, no hay un primero ni un último. Pero si tus planes no son pasar las tardes de compras en la capital, te aconsejamos dejar el de Andorra La Vella o el de Escaldes-Engordany para el final ya que te quedan más cerca de la ciudad.

Día 1: Canillo, Encamp y Ordino.
Día 2: Massa, Escaldes-Engordany y Sant Julià de Lòria.
Día 3: Andorra la Vella y punto de información.

Los portales de los Tamarros

Los portales tienen la forma de su correspondiente Tamarro. En cada portal hay un punto-selfie, un panel informativo en 4 idiomas y la troqueladora que sirve para marcar la guía. Quizás, encuentres alguna de estas toqueladoras rotas por el uso o vandalizadas, cuando vuelvas al punto de información dilo, ellos toman nota y se encargan del resto.

Cada Tamarro tiene un nombre propio y su explicación viene en una placa al lado de cada portal, en 4 idiomas: Catalán, castellano, francés, inglés.

El Tamarro del Canillo, Nilo

Muy cerca del mirador del Quer, en la Carretera de Montaup, hay un pequeño merendero a pie de carretera. Muy fácil de acceder, prácticamente aparcas el coche al lado de Nilo. Las vistas del valle son magníficas, puedes pararte a descansar allí mismo para continuar la ruta.

Dificultad

1

La dificultad es la carretera de curvas que da acceso al mirador.

Entorno

4

No es tanto el entorno como las vistas.

Distancia

0

Aparcas en el merendero, no hay que caminar.

El Tamarro de Encamp, Enko

Es un entorno ideal y tranquilo si vas al merendero Camí Pleta dels Orris que hay inmediatamente antes del punto donde se encuentra Enko. Lo más interesante es la carretera que da acceso por el entorno, por donde se ve el telecabina. El parking está muy cerca pero no creo que se pueda subir con una silla de ruedas y evitaría acceder con un cochecito de bebé por la cuesta pedregosa.

Dificultad

1

Hay una pequeña subida que atraviesa un merendero.

Entorno

3

Lo más interesante está en la carretera que da acceso.

Distancia

100 m

No hay escaleras, pero sí una pequeña subida.

El Tamarro de Ordino, Dino

De mis localizaciones favoritas, un entorno precioso. Se trata de un valle desde donde se elevan las montañas. Cuenta con el merenderos de Encodina, uno de los más bonitos que hemos visto en Andorra, incluso había familias con tiendas de acampada preparadas para pasar el día entero. Si agudizáis la vista en las laderas de la montaña se pueden ver caballos. Dino se encuentra relativamente cerca de la carretera, el camino es un paseo en el que no creo que pueda circular una silla de ruedas o un carro de bebé, aunque se puede acceder andando sin dificultad. El parking debe de ser de los más amplios de todos los Tamarros. Cuidado con el escalón del aparcamiento.

Dificultad

2

Hay que caminar un poco.

Entorno

5

El entorno es simplemente espectacular.

Distancia

200 m

Se ubica en una pequeña colina de piedra, en un prado, no hay camino de tierra o asfalto.

El Tamarro de La Massana, Massa

Este es el verdadero reto de los 7. No hay zona designada para aparcar, Massa se encuentra en los alto del camino que atraviesa el bosque, partiendo desde el merendero del Riu Pollós. No sabemos si hay alguna alternativa para acceder por otro sitio. Recomendamos ir equipados porque se hace largo, no tardamos menos 30 minutos en completar la subida. Si ha llovido no creo que sea un camino fácil, pero vale la pena. El camino forma parte del Circuit Interpretatiu y toda la ruta va marcada con plafones que explican la formación geológica, de la flora y la historia.

Dificultad

5

Hay que llevar calzado adecuado y recomendamos llevar agua.

Entorno

5

Es una ruta de ascenso que atraviesa el bosque.

Distancia

500 m

No se puede subir con carros o sillas.

El Tamarro de Andorra la Vella, Andy

Todas las familias con la que nos cruzamos coincidieron en apuntar a Andy como el camino más duro y difícil. Estamos muy en desacuerdo. Este punto se encuentra en un camino con un desnivel mínimo y ancho que no plantea más dificultad que la distancia aproximada de 500 m desde el aparcamiento. Se encuentra en el Circuit dels Miradors del Bosc Negre. El camino es agradable, recomendamos ir a primera hora porque por la tarde no parece que sea una zona muy sombría. Se podría subir con sillas de ruedas o cochecito de paseo, aunque no sería fácil.

Pose heroica al encontrar nuestro último Tamarro.

Dificultad

2

Tiene una ligerísima pendiente.

Entorno

4

Es un bonito paseo, sigue el Circuit dels Miradors.

Distancia

500 m

Hay bastante distancia desde el aparcamiento.

El Tamarro de Sant Julià de Lòria, Lau

La Tamarro Lau no tiene culpa pero la ubicación no nos gustó. Lo mejor son las vistas pero el paraje es seco. El camino es empinado pero muy ancho, no creo que se pueda acceder con silla de ruedas ni carro de paseo. Se encuentra en el Camí de Comabella. Lo que vale la pena es que va de paso para visitar los Jardines de Juberri.

Solo nos quedaban 2. “V” de casi victoria.

Dificultad

2

Una pequeña subida después de otra pequeña subida.

Entorno

3

No es tanto las vistas como el entorno.

Distancia

200 m

No se puede subir con carros o sillas.

El Tamarro de Esclades-Engordany, Caldes

Si vas al lago de Engolasters, toma 30 minutos más desde el aparcamiento de abajo y aprovecha para hacer el camino para encontrar a Caldes. Es el único que tiene un parking de pago, aunque se puede aparcar de forma gratuita si llegas temprano, justo delante del camino de la derecha. Solo hay espacio para uno puñado de coches. Es un camino muy fácil, aunque también nos encontramos varias familias quejándose de la distancia. Es la única Tamarro que en lugar de estar elevada sobre una colina o sobre una planicie está pendiente abajo. Además es alargada y en la foto da efecto de estar estilizada, ¡pero es así!

Dificultad

2

Es un camino con una ligera ascensión, una cuesta final y un descenso suave.

Entorno

4

Un camino con sombra que sigue el Camí de les Fonts.

Distancia

300 m

Una distancia moderada y en sombra.

Y estos son todos, ¿los conocías? Si vas a Andorra no te los pierdas, es una manera muy divertida de recorrer el país de punta a punta con una excusa para pequeños y mayores.

8 comentarios Añade el tuyo
  1. Un post súper completo! Se nota que ya te has hecho mayor, feliz cumpleaños!!! xD

    Me encantan los Tamarros y sus historias, pero ya tiene delito que siendo su promotora extraoficial aún no haya visto ni uno! xD

  2. No conocía a los Tamarros pero sin duda me ha fascinado la manera que ha encontrado Andorra para promocionar el turismo familiar con niños. Me parece muy práctico que hayas compartido el grado de dificultad de las rutas y, aunque no tengo hijos, me parece un plan perfecto para disfrutar de la naturaleza. Aunque bueno, siempre puedo utilizar a mi sobri con la excusa de hacer un viaje por allí jaja Saludos!

  3. Que historia/leyenda más bonita la de los Tamarros, que desconocía. Siempre imaginé Andorra como un destino de naturaleza, y esta idea de la busqueda del tamarro es simplemente genial; te permite disfrutar de la naturaleza mientras aprovechas la oportunidad de pasar un buen rato en familia o entre amigos. Para los más peques, y no solamente. Me encantaría poder disfrutar de esta experiencia. Y no parece que los caminos para encontrar a los tamarros sean muy dificiles. Así que espero algun dia disfrutar de esta experiencia.
    Un saludo

  4. No conozco nada de Andorra, pero este verano he visto algo más en las redes sociales y creo que puede ser un destinazo!
    Me ha encantado lo de los Tamarros, me ha parecido un planazo para ir con los peques, y no tan peques.
    Por cierto, muy útil la puntuación, porque muchas veces al planificar este tipo de aventurillas viene genial saber lo que vas a encontrar.
    ¡Gracias por compartir! Fotazas por cierto :).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Serena Vacas. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.